Charlas de un Gag-Pa. A los Medio Gegnián


CHARLA DE UN GAG-PA
A los Respetables Hermanos Medio Gegnián.


Recuerdo que, cuando yo era un miembro más de la Escuela de Yamines, pensé que si conseguía dominar los conocimientos que me encontraba estudiando, habría dado sentido a mi vida. Ahora pienso que cuando comprendí verdaderamente el valor de la palabra de pase del Medio Gegnián, fue que hallé la puerta de entrada al Templo de la Sabiduría y comencé a encontrar respuestas a las interrogantes que nadie podía contestar por mí, pues cada quién debe resolverlas para sí mismo. Con esto no pretendo decir que cuento con todas las respuestas; de ninguna manera. Sin embargo, lo que he encontrado me resulta tan interesante, que pienso que le da sentido a la vida de cualquiera.
Este es el motivo por lo que hoy, que tenemos la oportunidad de compartir estos momentos, deseo hacerles notar que la clave que ustedes poseen es como una brújula que les indica la dirección que debe seguirse en el SENDERO DE INICIACION REAL. Si ustedes procuran recordar esto, independientemente de la situación o ambiente en que se encuentren, verán que se les facilita el camino para llegar a las metas que se hayan propuesto.
La etapa del Medio Gegnián se caracteriza por el estudio, por el desarrollo de la parte intelectual del individuo. Es cierto, pero, además, éste debe tener siempre presente la disciplina como base, poner orden en su vida, ser responsable en sus actos y desarrollar el respeto, como una manifestación de la sabiduría que va adquiriendo. Debe prepararse para ocupar los estratos superiores de nuestra estructura jerárquica, mas no con el afán del reconocimiento público, sino fortaleciendo las columnas del Sagrado Templo Interior, lo que le permitirá, algún día, encontrar externamente el fuego sagrado que lo anima, ajustando sus actos conforme a la LEY.
Debo aclarar que, cuando digo que el Medio Gegnián se debe caracterizar por el estudio, no me refiero al hecho de que deba, necesariamente, leer muchos libros, sin que niegue el valor de éstos. El verdadero estudio implica un constante estado de reflexión, para no decir de meditación.
Sé que algunos piensan que, por sus muchos grados académicos, las Escuelas de la Orden no pueden enseñarles nada. Les aseguro que están totalmente equivocados, y tan sólo expresan su dificultad para comprender a través de ellas, lo que tanto necesitan. A estos Hermanos les recomiendo que, en vez de poner atención a los defectos del Director, pongan todo su esmero en perfeccionar su propio trabajo y, consecuentemente, sus técnicas de aprendizaje. Atiendan, pues, a las instrucciones de su Director, pues es él quien más directamente puede auxiliarlos en la etapa en que se encuentran, y quien representa a la Jerarquía, que, si bien en la S.O.A. la constituye un grupo de individuos, también es una LEY, y por lo mismo merece ser obedecida y estudiada.
Tengo la certeza de que ustedes serán dignos representantes de nuestra Institución dondequiera que se encuentren, y solamente quiero agregar una sugerencia más: Hay momentos en los que, como equipo, se necesita tomar una decisión, y para ello se requiere la opinión honesta de los integrantes, quienes, hasta antes de la votación tienen el derecho y el deber de expresarse abierta y claramente. Pero, una vez que se ha votado, se debe acatar la decisión de la mayoría.
Una vez más: "Sed perfectos, para servir; y servid, para ser perfectos".
. Rigoberto Hernández Fuentes,
Gag Pa. A su servicio.
E-mail: righerf@hotmail.com
Tel. 5712-5475
www.galeon.com/righerf